EL MUNDO DEL RETAIL, ¿POR QUÉ?
POR MARÍA CALLÍS

Los cambios sociales y empresariales, aunque siguen sucediéndose y sorprendiéndonos, podríamos decir que se han dado con suficiente intensidad como para que ya empecemos a conocer y jugar según las nuevas reglas del juego. La partida está sobre la mesa y ahora toca jugar.

Podríamos identificar cinco grandes cambios de pautas desde el tendero de los años 50 cuyos efectos todos conocemos; la incursión de los medios masivos; la aparición del autoservicio como nueva fórmula comercial en los años 60 y 70 que deriva en la horizontalidad de las cadenas de alimentación, supermercados e hipermercados eliminando del juego a los más pequeños y haciendo cada vez más poderosos a los grandes; la internacionalización de las empresas y la expansión de los centros comerciales artificiales en los años 95; la verticalización y frontalización que rompió las barreras en la clasificación que hasta entonces conocíamos de las empresas: fabricante o distribuidor a la que se suman todos los sectores y rompiéndose las barreras que los clasificaban; y ya muy recientemente la globalización de las empresas y por lo tanto la sofisticación de la comercialización y de la comunicación en la evolución del crosschanel al omnichanel. Podríamos decir que estos cambios nos han llevado de la era de la distribución a la era del retailing. Conozcamos a continuación algunas de las fichas de la partida que estos cambios nos ha dejado.

Esta evolución de medio siglo, nos ha dejado una gran variedad de empresas, con necesidades y exigencias distintas; como profesionales del mundo del retail, hemos de reconocerlas y ser capaces de actuar con profesionalidad y según sus peculiaridades. Es muy diferente acompañar a empresas de los años 50 que han sobrevivido a todos estos cambios, o incorporarnos a los macro proyectos de los grandes monstruos ya consolidados, como el mundo de la banca. Los requerimientos exigidos por la gran distribución, son de especial relevancia, dado que en los últimos años, empujados por la restauración y los cambios de tendencias de estilos de vida, están ellos mismos han cambiado la forma de abordar los proyectos; por eje mplo casa Ametller. Otra historia muy distinta es la de trabajar con fabricantes que dan el primer salto al mundo del retail de la mano principalmente del trademarketing, o acompañar a los primeros emprendedores que partiendo de otro sector, se deciden por crear cadenas de tienda; la innovación va de la mano de las empresas que se proponen como reto proyectos que rompen paradigmas en los sectores en los que se mueven; si en estas empresas hemos de saber romper con todo, de una manera muy distinta tendremos que hacerlo cuando trabajemos con empresas de cuarta generación que se plantean un nuevo futuro sin romper con sus raíces. Es gratificante sentir el aire fresco del pequeño nuevo comerciante independiente, que tiene una idea y un sueño que quiere dar a conocer y compartir. Y un gran reto saber acompañar a un fabricante al mundo de retal abriendo su propio canal de ventas.

Estas son algunas de las situaciones con las que me he encontrado en mi trayectoria profesional; y hay muchas más; cada caso requiere una metodología distinta y la complejidad de los proyectos pide que todos los profesionales involucrados en la creación, desarrollo y gestión de un punto de venta, sean capaces de entender en qué tipología de proyecto se sienten cómodos y cómo deben ofrecer sus servicios.

Hay un gran campo de trabajo en el mundo de retail; desde el RDI os animamos a que os incorporéis en este apasionante mundo que tanta riqueza nos ofrece y que tanto nos exige; la formación y la profesionalización son requisitos imprescindibles.

María Callís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Close